Connect with us

Belleza y Salud

Para Qué Sirve La Dicloxacilina

Published

on

cajetín de pastillas de dicloxacilina

La dicloxacilina es un fármaco perteneciente al grupo de las penicilinas, con mayor actividad y la mejor absorción gástrica. Este antibiótico es empleado para controlar y mejorar las infecciones que causan diferentes bacterias que se reflejan en las vías respiratorias superiores e inferiores, los oídos, la piel, los huesos y las vías urinarias.

Este medicamento tiene la capacidad de mejorar muchas enfermedades que sólo se pueden tratar con antibiótico, como la bronquitis, amigdalitis, neumonía, faringitis y bronconeumonía. También se puede activar en infecciones de la piel y los tejidos blandos, como piomiositis, furunculosis, osteomielitis, artritis séptica, piodermitis y celulitis, entre otras.

Es un antibiótico que se enfrenta contra las bacterias, para detener su crecimiento y lograr eliminarlas por completo en la mayoría de los casos, a este proceso se le llama antibiosis. A pesar de esto, es importante no automedicarse, ya que se podrían fortalecer las bacterias por el uso inadecuado de este producto y no les haga el efecto que se necesita para debilitarlas.

¿Para qué sirve el antibiótico de dicloxacilina?

La dicloxacilina contiene agentes específicos, que se activan para eliminar infecciones bacterianas, las cuales tienen un poder de resistencia ante los efectos de la penicilina. Este tipo de bacterias, se encuentran en cualquier población del mundo y son la causa principal de muchas enfermedades en la humanidad.

Este antibiótico sirve para tratar infecciones que se presentan en los tejidos blandos y en la piel, con dosis regulares y con la supervisión estricta de un médico especialista. De igual modo ayuda a mejorar las infecciones de las vías respiratorias, las cuales se deben tratar con este medicamento al comienzo o intermedio de la afección para lograr buenos resultados.

Puedes leer también
Metamizol: un analgésico eficaz para el alivio del dolor agudo y crónico

Es muy importante tener en cuenta, que a pesar de que gran parte de estas infecciones no llegan a ser tan graves si son tratadas a tiempo, igualmente sus bacterias tienen la oportunidad de llegar a infectar el torrente sanguíneo.

Si la infección logra llegar a un nivel grave, lo más recomendable es asistir inmediatamente al médico, lo más probables es que sea necesaria la hospitalización, para que se le suministre al paciente la dicloxacilina por vía intravenosa, con dosis más concentradas.

Algunas de las afecciones donde se debe aplicar este tratamiento, para tratar infecciones bacterianas de las vías respiratorias y pulmonares son:

  • Elimina las infecciones de los bronquios, causadas por diverso patógenos como el streptococus.
  • Se utiliza para curar las neumonías crónicas, ya que tiene la capacidad de eliminar por completo los neumococos.
  • Combate la amigdalitis bacteriana, especialmente si la persona posee las defensas bajas.
  • Controla heridas que se hayan infectado por bacterias estafilococos.
  • Sirve para enfrentar la resistencia de bacterias como estafilococo áureo y los estreptococos que forman las celulitis infecciosas.
  • Abscesos pulmonares.
  • Síndrome de piel escalada.
  • Combate la artritis séptica, causada por microorganismos patógenos que forman en el torrente sanguíneo o por heridas infectadas cercanas a las articulaciones.
  • Afecciones cutáneas.
  • Artritis sépticas.
  • Se utiliza en infecciones óseas, provocadas por bacterias patógenas, resistentes a otros antibióticos.

Presentaciones de la dicloxacilina

La dicloxacilina puede tener muchos nombres comerciales debido a sus fabricantes y se presenta en tres formas:

  • En pastillas de 250 miligramos, 500 miligramos y de 1 gramo, se pueden conseguir con una gran variedad de nombres comerciales, marcas y en productos genéricos.
  • En suspensiones orales de 125 miligramos, 250 miligramos y de 5 militros en polvo para que se prepare dicloxacilina sódica.
  • En suspensiones inyectables de 500 miligramos de dicloxacilina sódica, cada caja contiene una ampolleta con 4 mililitros de agua.
Puedes leer también
Para qué sirve el ácido fusídico

Dosis adecuadas de la dicloxacilina

El tratamiento y la dosis deben durar dependiendo de la infección que se tenga y según lo que el médico haya recetado.

  • Para la infeccione leves en menores de 12 años la dosis debe ser no mas de 12,5 miligramos por día.
  • Si la infección es grave la ponderación debe ser de 25 miligramos, divididas cada 6 horas por día, en el tiempo que el especialista lo indique.
  • En las personas adultas, en la mayoría de los casos la dosis debe ser de 500 miligramos, de 10 a 14 días cada 6 horas.
  • Cuando las infecciones son por causa de los estreptococos betahomolítocos pertenecientes al grupo A, lo mínimo que se debe recetar son 10 días, así se podrá evitar que surja una fiebre reumática aguda.
  • Es importante resaltar, que la dicloxacilina hace mejor efecto cuando el estómago está vacío, por lo que se recomienda tomarlo 1 hora antes o 2 horas después de comer.

Efectos secundarios de la dicloxacilina

La ingesta de la dicloxacilina, puede traer algunas consecuencias negativas poco frecuentes, que pueden afectar el organismo. Algunos de ellos que se pueden identificar son:

  • Infecciones leves en los órganos genitales de la mujer.
  • Dificultades gastrointestinales, como la diarrea, vómitos, dolores abdominales y estomacales, náuseas, mal aliento y flatulencias.
  • Fiebres que pueden pasar de leves a muy altas.
  • Problemas de alergias en la piel como, sarpullidos, picazón y urticarias.
  • Debilidad por la baja presión arterial.
  • Dificultad en la sangre, por causa de anemia, disminución de las plaquetas, descontrol de las enzimas en la sangre y desnivelación del promedio adecuado de los leucocitos.
  • Perdida de las células en los tubos renales de los riñones.
  • Reacciones alérgicas como respirar con dificultad y silbido en la respiración.
Puedes leer también
¿Para qué sirve la lisdexanfetamina?

Precauciones de la dicloxacilina

Es necesario tener la precaución antes de comenzar con un tratamiento con este antibiótico, de indicarle al médico tratante, si se padece de algún trastorno.

Estas afecciones se relacionan con los problemas digestivo, alguna enfermedad relacionada con los riñones o el hígado, deficiencias respiratorias, problemas de coagulación, reacciones estomacales, de asma o de alergias al consumir antibióticos o si se esta embarazada, ya que el medicamento puede tener algunos ingredientes inactivos que causen este tipo de reacciones.

Se deben evitar todo tipo de inmunización, por medio de vacunaciones bacterianas durante la ingesta de dicloxacilina, estos antibióticos debilitará las funciones óptimas de las mismas.

Conclusión de uso de la dicloxacilina

En términos generales, se puede decir que la dicloxacilina es un antibiótico que trata directamente las infecciones de determinadas bacterias que pueden afectar los huesos, las vías respiratorias, la piel y las vías urinarias.

Por lo que es necesario seguir las indicaciones como lo haya recetado el médico tratante, aunque ya no haya síntomas de la infección. Es importante no volver a utilizar este mismo antibiótico en el caso de repetir una infección sin consultar al especialista, ya que cada infección tiene sus propias características.

Nos sentimos complacidos, de que hayas elegido leer esta importante información. ¡Gracias por leernos!

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Paraquesirven.es