Saltar al contenido

¿Para Qué Sirve El Óxido De Zinc?

El óxido de zinc es un polvo blanco que cambia a amarillo cuando es expuesto al calor. En función de las sustancias con las cuales se combina, esta sustancia puede reaccionar como ácido o como base. Su alta capacidad como conductor térmico y eléctrico lo convirtieron en un material importante en la industria electromecánica.

Este polvo casi no se puede diluir en agua, aceptando fácilmente su disolución en ácidos. Ante sustancias como el aluminio y el magnesio, puede adquirir volatilidad rápidamente, pudiéndose ocasionar explosiones de alta intensidad.

Propiedades del óxido de zinc

Como elemento natural, el óxido de zinc se encuentra en la naturaleza en el mineral conocido como cincita. Sin embargo, su producción se logra bajo métodos artificiales, cuyo polvo blanco es el que comúnmente se comercializa.

Dependiendo de factores como la temperatura, la presión, la radiación, o el campo eléctrico o magnético al cual puede ser sometido, el óxido de zinc se comporta como un conductor o un aislante, otorgándole propiedades específicas que lo convierten en un elemento valioso para la medicina, la industria, la cosmetología y la industria de alimentos y la gastronomía.

Es utilizado en la elaboración de cauchos, plástico, cerámica, lubricantes, vidrios, pinturas, cremas, adhesivos, baterías, entre otros.

El óxido de zinc es soluble en ácido y alcohol; en temperatura ambiental se convierte en un excelente emisor; cambia de color de acuerdo al estado al cual es sometido, y su punto de fusión es de 1970 grados centígrados.

¿Para qué sirve el óxido de zinc?

Como ya mencionamos anteriormente, las propiedades del óxido de zinc lo hacen un excelente compuesto para elaborar distintos productos, Cada uno de los siguientes productos utiliza una proporción de este compuesto para mejorar la producción o el objeto como tal: plástico, cauchos, cerámica, pinturas, baterías, adhesivos, lubricantes, selladores, pigmentos, revestimientos, y más. También se añade en los filtros de cigarros; en cereales, como aditivo.

Te puede interesar:  ¿Que Es La Economía y Para Qué Sirve?

En cuanto a las cremas, el óxido de zinc tiene una gran utilidad coméstica y medicinal, ya que es un astringente y emoliente facial. Sirve para calmar los síntomas de las quemaduras leves y raspones, el ardor del eccema y el prurito. Además, es un excelente protector solar; ayuda en la cicatrización de heridas; ayuda a tratar las quemaduras y mejorar la piel tras esta, y también sirve como tratamiento para los brotes de acné.

Estas mismas propiedades también son aprovechadas de otras formas, como la pañalitis en bebés ya que reduce la irritación y calma la piel; en hemorroides, ya que ayuda a desinflamar la zona afectada y reduce el malestar; y también como rejuvenecedor, ya que tiene grandes propiedades antioxidantes que ayudan a eliminar las arruas del rostro.

¿Para qué sirve el óxido de zinc en crema?

La presentación del óxido de zinc en crema se aplica principalmente para proteger o tratar afecciones de la piel, como ya lo hemos mencionado. Este producto tiene los siguientes usos: para aclarar la piel; para retardar el envejecimiento de la piel; para hongos y mal olor de los pies; para la pañalitis en los bebes; para aclarar las axilas; como protector solar; y para las hemorroides.

Los efectos obtenidos con la aplicación del óxido de zinc en crema pueden resumirse en los siguientes resultados: reduce la inflamación de la piel; protege a la piel de quemaduras por efecto de rayos solares; cicatriza heridas; elimina bacterias cutáneas; humedece la piel; y hasta elimina algunos tipos de verrugas.

Óxido de zinc para los pies

En los pies, el óxido de zinc resulta un producto que combate un conjunto de padecimientos incómodos. Callos, hongos y mal olor, pueden ser tratados llevando un tratamiento fácil y económico, pues esta sustancia combate las bacterias y el exceso de humedad en la piel.

Te puede interesar:  ¿Que Es La Biología y Para Qué Sirve?

En estos casos, se recomienda seguir diariamente una buena higiene de los pies, lavándolos con abundante agua y jabón y secándolos cuidadosamente. Luego se debe aplicar una crema en base a óxido de zinc, frotándolo con esmero y delicadeza buscando impregnar bien la piel de los pies.

Al día siguiente, se debe extraer este producto aplicando abundante agua y jabón, y nuevamente secándolos muy bien. Es aconsejable, que luego de esta rutina, se aplique un talco en base a óxido de zinc para proteger los pies durante el día.

¿Para qué sirve el óxido de zinc en odontología?

El óxido de zinc es utilizado en odontología para elaborar cementaciones temporales o permanentes de los dientes. Este polvo se mezcla con un líquido oleoso de color amarillo extraído de los aceites esenciales del clavo de especie, nuez moscada y canela, agregándole plastificantes y aceites vegetales para lograr un pasta con fluidez.

Esta mezcla tiene bondades en el tratamiento dental, tales como su efecto sedante y su absorción del agua.

Efectos secundarios del óxido de zinc

Aunque el óxido de zinc es un elemento que ofrece bastante seguridad en sus usos, cuando es empleado en cantidades excesivas pueden generar efectos nocivos sobre los cuales hay que actuar para impedir afectaciones mayores.

Hay que tener en cuenta que el óxido de zinc ocasionalmente puede promover reacciones alérgicas o intolerancias que irritan o causan erupciones, llegándose a presentar hinchazón y dificultad para respirar.

Del mismo modo, la prolongada exposición del organismo al óxido de zinc puede tener las siguientes reacciones: diarrea acuosa, afectación de los riñones, escalofríos, ojos o piel amarillenta, dolor de estómago, náuseas, vómitos y excesiva tos.

Te puede interesar:  ¿Que Es Un Enema y Para Qué Sirve?

Si el óxido de zinc se encuentra en mezclas tales como el aceite de hígado de bacalao, vaselina, aceite mineral o cera, se debe tener la precaución de que estos elementos con el óxido de zinc como aditivo pueda generar alguna de estas reacciones, y en caso de presentarse, se debe acudir inmediatamente al centro médico más cercano.

Contraindicaciones del óxido de zinc

De la misma manera, hay tratamientos médicos donde es contraindicado el uso del óxido de zinc. Por ejemplo, cuando se aplica quimioterapias, se debe evitar el uso de este producto, ya que esta sustancia ayuda a las células cancerosas a que se vuelvan más resistentes.

Por otra parte cuando el organismo es sometido a la inhalación de vapores de óxido de zinc, puede presentar síntomas febriles, conocido como la fiebre de los humos metálicos, manifestándose también debilidad, respiración rápida y sudoración copiosa. Esta anomalía se desarrolla generalmente, una vez expuesto el organismo a 8 horas continuas de inhalación de este gas.

También se recomienda la suspensión de su uso en casos de embarazo, ya que puede ser absorbido por la leche materna. En este caso, su ingesta debe ser autorizada por un especialista en el área que supervise su caso y la reacción del cuerpo y el desarrollo de la patología que se pueda estar presentando.

En el cuidado animal, el óxido de zinc causa efectos perversos cuando se administra en lechones destetados para controlar bacterias gastrointestinales, pues permite que estos animales tengan resistencia a los antibióticos y es perjudicial para su crecimiento, ya que corren el riesgo de enfermarse de gravedad rápidamente.

Te puede interesar:  ¿Qué Es y Para Qué Sirve Un Instructivo?

Así mismo, su uso en la veterinaria ha conllevado a estudios de impacto ambiental que no son favorables, por cuanto es un potente contaminante ambiental que puede llegar a ríos y laderas producto de las excretas de los animales. No se aconseja su uso sin una consulta previa a un especialista.

¿Para Qué Sirve El Óxido De Zinc?
5 (100%) 1 vote