Saltar al contenido

¿Para Qué Sirve La Penicilina?

La penicilina es una sustancia productora de ciertos hongos que destruye microorganismos, principalmente las bacterias. Fue descubierta por Alexander Fleming en 1928. Sin embargo, la confirmación de la efectividad de este producto en el campo medico fue realizada por Cecil George, en 1930, aplicando la sustancia en neonatos que presentaron inflamación en los ojos, obteniendo eficaces resultados y logrando la cura.

Se utiliza como un potente antibiótico de amplio espectro. Sin embargo, algunas personas son alérgicas a este medicamento, por lo que se debe tener especial cuidado con su uso y los síntomas que se presenten.

¿Para qué sirve la penicilina?

La penicilina actúa como debilitador de la pared bacteriana, favoreciendo el estallido de sus células a causa de un exceso de fluido. Actualmente, se reconocen dos estrategias para producir esta sustancia: la biosintética, mediante el proceso de fermentación de cultivos de hongos; y la semisintética, a través de la modificación química de los derivados de la penicilina G.

La penicilina, a pesar de haber sido descubierta hace muchos años atrás, aún se utiliza para tratar enfermedades como las infecciones respiratorias, ya sea amigdalitis, bronquitis, faringitis, meningitis, laringitis; también para infecciones de transmisión sexual como la sífilis o la gonorrea.

Otras patologías que puede tratar son las infecciones de la piel, como los abscesos; y las infecciones causadas por estreptococos, pseudomonas, neisserias y estafilococos.

¿Para qué sirve la penicilina en pastillas?

La penicilina en pastilla es recomendada en las afecciones leves, tales como accesos en muela; heridas leves infectadas; infecciones de oído; sinusitis, y dolores de garganta.

Se espera que con el suministro de una dosis adecuada del medicamento en pastilla, su efecto aparezca en 2 o 3 días, en caso contrario se debe consultar con el especialista para cambiar el tratamiento o la dosis.

Te puede interesar:  ¿Para Qué Sirve El Fluconazol?

¿Para qué sirve la penicilina en pomada?

En la presentación en crema, la penicilina es utilizada para afecciones externas y muy focalizadas a nivel corporal, tales como el acné y dermatitis bacterial, entre otras. Se recomienda que su aplicación debe realizarse 2 o tres veces al día en el área afectada.

Generalmente, este producto tiene un periodo de vencimiento de 2 a 3 años, contada a partir de la fecha de fabricación, y debe ser almacenado en un ambiente con poca humedad con una temperatura de 15°C a 25 °C, en un envase apto para su conservación.

No hay contraindicaciones clínicas que reseñen la restricción de su uso, siendo posible su aplicación, inclusive en períodos de embarazo y lactancia. Sin embargo, lea las indicaciones que vienen con el producto para informarse mejor al respecto.

¿Para qué sirve la penicilina inyectable?

La penicilina inyectable es prescrita para casos de infecciones moderadas a graves provocadas por bacterias, ya que el medicamento ingresa más rápidamente al torrente sanguíneo y se hace más efectivo su uso.

Tanto la dosis, la durabilidad del tratamiento, como el área del cuerpo donde va a ser inyectado el líquido, dependen del tipo de infección presentado por el paciente y la reacción que esté presente al medicamento. Por tales condiciones, la aplicación de este medicamento debe ser vigilado mediante la realización continua de estudios bacteriológicos y la observación de sus efectos en el paciente.

En las personas que han presentado cuadros asmáticos su uso no es recomendado, y ciertos tipos de penicilina inyectable, como la penicilina G benzatinica, no debe ser aplicada por vías intravenosas, intraarterial o cerca de trayecto nervioso, pues puede causar daño neurovascular.

Te puede interesar:  ¿Para Qué Sirve La Fexofenadina?

Cuando es aplicado en infecciones causadas por ciertos microorganismos que deben ser erradicados completamente del organismo, el tratamiento debe ser seguido con rigurosidad y por el tiempo necesario para que su acción cumpla con su exterminio, ya que de lo contrario podría manifestarse secuelas de la infección presentada por el paciente que serán más complicadas de atacar.

Aun así, el uso por tiempos prolongados de este medicamento inyectable puede producir resistencias en ciertos hongos, que pueden crecer excesivamente y causar daños secundarios no deseados. Por esta razón, es importante que un especialista la supervisación de este tratamiento para controlar todas las variantes que puedan surgir.

Al igual que las contraindicaciones presentadas en otros tipos de penicilina, el medicamento inyectable puede causar erupciones, vómitos, náuseas, fiebre y diarreas, que en caso de su manifestación, deben ser tratadas por un especialista de inmediato. Así mismo, no es recomendada en el embarazo y en periodos de lactancia.

Tipos de penicilina

Hasta ahora se han desarrollado dos tipos de penicilina: naturales y semisintéticas. La penicilina de origen natural son las que se extraen directamente del cultivo de hongos.

Las semisintéticas, por el contrario, requieren de la aplicación de procedimientos tecnológicos, alcanzando mejoramientos en el rendimiento de la producción del producto y en su calidad.

La  penicilina natural se puede encontrar en sus dos presentaciones: oral e inyectable. De uso oral se puede encontrar como: fenoximetilpenincilina, fenoxieltilpenicilina, y azisocilina. En su presentación inyectable, puede hallase como: penicilina G sódica o potásica, clemizol, procaina, y benzatina.

Al igual que la penicilina natural, la semisintética también tiene las dos formas de presentación y mencionadas: oral e inyectable.

Te puede interesar:  ¿Para Qué Sirve El Metronidazol?

¿Cómo tomar penicilina?

Este tipo de penicilina, es decir, la que es ingerida por vía oral, es indicada solamente para infecciones no graves, y para bacterias muy susceptibles al medicamento. Debe ser administrada una hora antes de comer, o de dos a tres horas después de consumir alimentos, principalmente en niños y ancianos.

En el caso de la prescripción de dosis, esta debe ser suministrada y supervisada por un especialista. Sin embargo, generalmente esta se calcula, en niños menores de 12 años, según su masa corporal.

En aquellos casos de infección en la garganta, faringitis, infección en la piel, afecciones leves o moderadamente serias de las vías respiratorias, incluyendo otitis, la dosis indicada es de 50 ml /kg/día, dividido en dos dosis iguales por 10 días.

La dosis recomendada para personas adultas y niños mayores de 12 años es de 125 – 250 mg cada 6 u 8 horas por 10 días.

Efectos secundarios de la penicilina

Aunque no son de frecuente aparición, la aplicación de penicilina en ciertas personas puede generar efectos secundarios adversos. Las intolerancias más comunes a este medicamento son: diarreas leves, dolor de cabeza, dolor y/o manchas blancas en la boca o en la lengua, secreción vaginal.

Entre los menos frecuentes, pero que puede ser un indicativo de intolerancia a la penicilina, se encuentran: sensibilidad y calambres en el área abdominal; convulsiones; diarrea; vómitos o náuseas; moretones en la piel; ansiedad; confusión; ojos o piel amarilla; mareo o desmayos; dolor en las articulaciones; erupción cutánea.

Se recomienda que al presentarse algunos de estos síntomas se suspendan la ingesta de este medicamento y se acuda de inmediato al centro médico más cercano para recibir la ayuda de emergencia requerida.

Te puede interesar:  ¿Para qué sirve el Qg5?

Contraindicaciones de la penicilina

La penicilina está contraindicada en aquellas personas que reaccionan negativamente a los medicamentos con potente actividad bactericida, en pacientes con función de los riñones deteriorados, o función cardíaca alterada.

En caso de una mujer embarazada o que se encuentre en periodo de lactancia, su uso es restringido, recomendándose valorar previamente su utilidad contra los probables riesgos que presenta el medicamento.

Así mismo, se contraindica su uso en aquellos casos donde se sigue un tratamiento con medicamentos o sustancias inhibidoras de la penicilina, o donde esta inhiba el efecto del medicamento suministrado. Este medicamento debe mantenerse fuera del alcance de los niños, en un sitio seco y protegido del calor, a temperaturas menores de 25 °C.

¿Para Qué Sirve La Penicilina?
¡Hey que tal! Danos 5 Estrellas