Connect with us

Belleza y Salud

Qué Son Los Pulmones y Para Qué Sirven

Published

on

ilustración de unos pulmones

Los pulmones son los principales órganos responsables del proceso de respiración; en conjunto, con la tráquea, los bronquios, la laringe, la faringe y otros órganos, conforman el sistema respiratorio. En este sentido, los pulmones sirven para permitir el paso de aire y por consiguiente, de oxígeno al torrente sanguíneo, con el fin, que las células puedan obtener las sustancias necesarias para llevar a cabo sus funciones.

Funcion de los pulmones

Los pulmones son órganos localizados en la cavidad torácica, su función principal está relacionada con la entrada de aire al organismo y la transformación de oxígeno en dióxido de carbono. Asimismo, cumple otras funciones de vital importancia para el organismo de seres humanos y animales.

Entre las funciones que realizan los pulmones, se pueden mencionar las siguientes:

Respiración

La principal función de los pulmones es llevar a cabo el proceso de respiración, es aquí, donde el organismo toma el oxígeno proveniente del aire, necesario para su funcionamiento y desprende dióxido de carbono. En este sentido, el proceso realizado por los pulmones durante la respiración, se llama ventilación pulmonar y consiste en dos fases, la inhalación y la espiración.

En primer lugar, los pulmones se expanden para recibir el aire que contiene oxígeno, una vez que el oxígeno llega al torrente sanguíneo a través de los capilares, ocurre la segunda fase del proceso. En la espiración (segunda fase del proceso), los pulmones se relajan y expulsan el aire que esta vez estará cargado de dióxido de carbono. De esta manera, el proceso se lleva a cabo unas 12 veces por minuto, aunque esto es algo que puede variar, dependiendo de la actividad física que este realizando la persona.

Filtración

Los pulmones también realizan funciones no respiratorias, entre ellas se encuentra, el filtrado del aire que entra a través de la inhalación; para ello, existen pequeños pelos (cilios) que retienen las partículas contaminantes y evitan que lleguen a los alvéolos de los pulmones.

Una vez que los fragmentos extraños son atrapados, deben ser expulsados del organismo, para tal fin, existen dos mecanismos, el estornudo que se produce en la nariz y la tos que se lleva a cabo en la tráquea.

Funciones metabólicas

Además del filtrado, otras funciones no respiratorias realizadas por los pulmones son de tipo metabólico. Una de ellas, es la captación de ciertas sustancias indispensables para el organismo, como por ejemplo, la adrenalina.

Puedes leer también
¿Para qué sirve Vagisil?

Asimismo, las células localizadas en los pulmones desarrollan una función metabólica, relacionada con la transformación de la enzima angiotensina, la cual, coadyuva en el mantenimiento de niveles normales de electrolitos y de presión arterial.

Por último, es preciso recalcar, que todo el proceso cardíaco es sostenido por los pulmones, ya que, la mayor parte de la sangre es procesada en las células pulmonares.

Absorción de fármacos

Existen diversas maneras de administrar fármacos (oral, rectal, intramuscular, tópica) y también vía pulmonar. Ejemplo de ello, son los nebulizadores y las máscaras de oxígeno, las cuales, envían las sustancias farmacológicas directamente a los pulmones.

Para ello, los fármacos entran al organismo a través de la inhalación y posteriormente, llegan a los pulmones, en donde son absorbidos con más rapidez que en otros órganos, en consecuencia, se pueden utilizar menores dosis para un tratamiento efectivo.

Anatomía de los pulmones

Los pulmones son órganos del sistema respiratorio, que presentan una coloración rosada en los infantes y grisácea en los adultos, además, el peso y tamaño varía de acuerdo al sexo y peso de cada persona.

En este sentido, los pulmones se dividen en derecho e izquierdo, el primero de ellos, está constituido por tres lóbulos; por su parte, el izquierdo, posee sólo dos lóbulos debido al espacio que ocupa el corazón (es importante mencionar, que se entiende por lóbulos, a las partes del pulmón por las cuales ingresa el oxigeno). Por otro lado, cada uno de los pulmones se conecta a la tráquea por medio de bronquios, y es allí, donde se lleva a cabo el proceso de intercambio de oxígeno y dióxido de carbono, de los alvéolos a los capilares.

Estructura de los pulmones

El sistema respiratorio está conformado en primer lugar por los pulmones, los cuales, se encuentran ubicados en la cavidad torácica, separados por el mediastino y cubiertos por una membrana conocida como pleura. Asimismo, estos órganos poseen diversas estructuras que hacen posible llevar a cabo todas las funciones requeridas. En ese sentido, los pulmones están conformados de la siguiente manera:

Alvéolos

Los pulmones poseen millones de alvéolos, los cuales, son vasos capilares con forma de sacos, cubiertos por una membrana o pared capilar y constituidos por tejido conectivo.

Puedes leer también
Cómo la tecnología puede ayudar a los estudiantes a acceder a contenido educativo de manera más eficiente

La función de estas estructuras es permitir el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono; de esta forma, en los alvéolos se realiza el paso de oxígeno a la sangre y la expulsión de dióxido de carbono.

Bronquiolos

Los bronquiolos son subdivisiones de los bronquios, que a su vez llegan a los alvéolos; son el segundo escalón en el proceso de respiración. En otras palabras, el aire entra a los pulmones a través de los bronquios y de estos, a los bronquiolos, y por último, llega a los alvéolos; igualmente, ocurre en el proceso de espiración.

Bronquios

Los bronquios son ramificaciones que se originan en la tráquea y llegan a cada uno de los pulmones; su estructura es similar a la de un árbol, ya que, cada bronquio se subdivide en pequeñas ramificaciones (bronquiolos).

En este orden de ideas, el bronquio del pulmón derecho se segmenta en tres lóbulos, mientras, que el bronquio del pulmón izquierdo, sólo se divide en dos lóbulos (inferior y superior).

Lóbulos

Los lóbulos son las divisiones que presenta cada uno de los pulmones, y que se forman a partir de fisuras; en el caso, del pulmón izquierdo posee dos lóbulos y el derecho posee tres.

A su vez, la función de los lóbulos es contener el proceso respiratorio y de intercambio de gases (oxígeno y dióxido de carbono) entre los capilares y los alvéolos.

Pleura

La pleura es la membrana que recubre a los pulmones y los protege del roce con la cavidad torácica. Dicha membrana, está conformada por tejido conjuntivo o mucosa, y cubre toda la superficie pulmonar.

Por su parte, existen dos tipos de pleura, la pleura parietal y la visceral. La primera de ellas, es la capa externa que recubre el interior de la cavidad torácica, además, de separar ambos pulmones. Por otro lado, la pleura visceral, es la que cubre la superficie de los pulmones; cabe destacar, que entre ambas pleuras se halla un líquido que hace posible la expansión de los pulmones durante la espiración.

Enfermedades de los pulmones

Las afecciones pulmonares pueden dividirse en tres tipos, de acuerdo con la estructura que afecten, estas son las relacionadas con las vías respiratorias, con el tejido pulmonar o con la circulación pulmonar.

Puedes leer también
Para Qué Sirve La Tetraciclina

En primer lugar, las enfermedades de las vías respiratorias son aquellas en donde estas se obstruyen y dificultan el paso de aire y oxígeno hacía los pulmones, ejemplo de ello son: asma, bronquitis, bronquiectasia, entre otras.

Por su parte, el tejido de los pulmones también puede verse afectado, generando enfermedades como la sarcoidosis o la fibrosis quística, en las cuales el tejido pulmonar inflamado no permite el buen funcionamiento de los pulmones.

Por último, las enfermedades de circulación pulmonar afectan los vasos sanguíneos de los pulmones y producen afecciones como la hipertensión pulmonar.

A su vez, existen enfermedades pulmonares que pueden involucrar los tres tipos de afecciones anteriores, entre ellas destacan:

  • Cáncer de pulmón.
  • Tuberculosis (enfermedad infecciosa y contagiosa).
  • Neumotórax o atelectasia (colapso parcial o total de los pulmones).
  • Edema o enfisema pulmonar (acumulación de líquido en los pulmones).
  • Émbolo pulmonar (obstrucción de arterias pulmonares).
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Importancia de los pulmones

Los pulmones son órganos de vital importancia para los mamíferos, ya que, de ellos depende en gran parte el proceso de respiración. En este sentido, gracias al funcionamiento de los pulmones, es posible que todas las células del organismo puedan llevar a cabo sus actividades, esto debido, al oxígeno que se obtiene durante la inhalación de aire. Es preciso destacar, la importancia del cuidado de los pulmones, evitando vicios como el tabaquismo, que afectan la estructura y fisiopatología de los mismos.

Para finalizar, se recomienda mantener hábitos de vida saludables, además, de consultar periódicamente al médico, con el fin, de evitar posibles afecciones y enfermedades pulmonares.

Conclusión: ¿Son los pulmones de vital importancia para la vida?

Los pulmones son órganos de gran tamaño y responsables de uno de los procesos básicos de supervivencia de los mamíferos, la respiración; a su vez, funcionan como filtro, que impide el paso de sustancias tóxicas al organismo. Además de esto, los pulmones sirven para absorber y eliminar fármacos del cuerpo, en especial, anestésicos, analgésicos y gases como el oxígeno. Por todos estos aspectos, se puede decir que los pulmones son esenciales para la vida y por ende, siempre se deben cuidar.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Paraquesirven.es