Connect with us

Belleza y Salud

¿Para Qué Sirven Los Tampones? Usos y Beneficios

Published

on

La menstruación es un proceso por el cual se desecha el ovulo no fecundado; esto es algo que le sucede todos los meses a todas las mujeres que ya se hayan desarrollado, además de ello, hay que tener en cuenta que durante la menstruación, no solamente se expulsa el ovulo con sangre, sino que además, este viene acompañado de otras materias provenientes del útero.

Durante este proceso, las mujeres suelen utilizar distintos utensilios de higiene, para evitar que los desechos del útero dañen su día a día. Entre los artículos que se pueden utilizar para este proceso, se encuentran los tampones, el cual sirve para retener el flujo durante la menstruación de una manera más eficiente que otros artículos, debido a que este, permite que la mujer pueda continuar con su día a día de manera forma más natural, y por ende, puede ir a piscinas, playas y evitar que se noten irregularidades al utilizar vestimenta apretada.

Beneficios de los tampones

Como opción para los días de menstruación, los tampones ofrecen varios beneficios que no ofrecen las alternativas como las toallas sanitarias; entre dichos beneficios, se pueden mencionar los siguientes:

Cero riesgos de derrames

El tampón es un cilindro de algodón que se introduce en el interior de la vagina y absorbe todo el flujo menstrual desde adentro. Si se cambia con la regularidad que indican las recomendaciones, no existe el riesgo de que hayan accidentes de derrame que puedan manchar las prendas de ropa.

Son desechables

Esta es una de las características más apreciadas por sus usuarias, la facilidad de usarlos y desecharlos suele resultar una opción más cómoda que las alternativas. Muchas mujeres se sienten incomodas al introducir productos reutilizados, además, la mayoría rechaza la actividad de limpiar y lavar estos productos llenos de flujo menstrual.

No producen mal olor

El mal olor que se produce al utilizar las toallas sanitarias ocurre cuando los fluidos expulsada tiene contacto con el oxígeno. Los tampones no tienen este problema, pues el tampón no estará expuesto al aire, lo hará únicamente cuando se retire y para ese entonces también se procederá a desecharlo.

Permiten realizar cualquier actividad sin problemas

Es posible practicar natación, darse un baño en la playa o realizar ejercicios que puedan ser muy enérgicos. Esto se debe a que el tampón se introduce la profundidad suficiente para que el agua no entre a mojarlo o que éste pueda deslizarse fuera con alguna posición deportiva.

Puedes leer también
¿Para qué sirve el Ketoconazol?

No hacen contacto con la piel púbica

El flujo menstrual permanece dentro del cuerpo, a diferencia de la situación con la toalla sanitaria. Permanece sin estar en constante contacto con la piel externa púbica, evitando así sarpullidos, reacciones alérgicas o infecciones.

Uso correcto de los tampones

Luego de que una mujer escoge los tampones como su opción ideal de cuidado femenino, debe escoger el tipo de tampón según la abundancia de su menstruación. Es importante variar los tipos de tampones a medida que varía el ciclo, siempre se debe usar el tampón más adecuado para cada día si se quiere evitar posibles complicaciones futuras.

Para introducir el tampón, se debe adoptar una actitud y una postura relajada, para que los músculos internos faciliten la tarea. El tampón no se introduce tan profundo, por lo que es en realidad, un proceso bastante sencillo. Si se tienen dudas, lo mejor es leer las recomendaciones que vienen con los tampones, las cuales pueden variar un poco, dependiendo del tipo y la marca del mismo.

Se recomienda que los tampones se cambien cada cuatro horas aproximadamente, con un máximo de ocho horas. Nunca se debe exceder este lapso, de lo contrario, existe el riesgo de contraer infecciones o el SST.

Para asegurarse de estar usando el tamaño de tampón adecuado, en el momento de retirarlo, se debe observar; si se aprecian espacios sin flujo, se debe cambiar por un tampón de menor absorción. Por el contrario, si antes de que llegue el momento de cambiarlo, éste se encuentra en su límite y empieza a manchar, se debe cambiar por uno con mayor nivel de absorción.

Solo se deben utilizar los tampones para absorber flujo menstrual, no se deben usar en ninguna otra circunstancia.

Tipos de tampones

Los tampones se clasifican según su grado de absorción, además, es importante saber que según la marca que se utilice, éstos cambiarán de nombre, pero las características generalmente son las mismas.

Clasificados de menor a mayor absorción:

  • Menos de 6 gr: Se recomiendan para la primera vez que se usan los tampones, pues son los más pequeños y, por lo tanto, los menos incómodos. También se usan en días de flujo leve.
  • Entre 6 y 9 gr: Se utilizan en días de sangrado regular.
  • Entre 9 y 12 gr: Se utilizan en días de sangrado abundante.
  • Entre 12 y 15 gr: Se recomienda para los días de sangrado muy abundante.
Puedes leer también
¿Es seguro usar alimentos energéticos para obtener energía?

Riesgos del uso de tampones

Es claro que usar tampones conlleva muchos beneficios, pero cuando se trata de un producto de higiene tan importante y delicado como este, es necesario conocer todos los riesgos a los cuales se enfrentan quienes los usan. Entre los riesgos que existen al usar tampones, se encuentran los siguientes:

Incomodidad o dolores

Muchas mujeres, especialmente aquellas que utilizan un tampón por primera vez, han indicado que la inserción del producto puede resultar algo doloroso, y aunque la mayoría indica que el dolor desaparece, otras indicaron que permanece una incomodidad por tener un producto de este tipo en su interior.

Alergias

Los componentes de los tampones pueden causar alergias, cada mujer tiene una reacción distinta a los agentes externos que estén introducidos en su interior por varias horas. Lo importante es detectar el problema, para ello, se debe saber que las alergias se manifiestan usualmente con la picazón y dejar de usar los tampones suele bastar para acabar con la alergia.

Infecciones vaginales

Este riesgo es común únicamente cuando no se siguen las reglas de uso. Las infecciones suelen hacer presencia cuando los tampones no se cambian en el tiempo adecuado, es decir, cuando un tampón excede mas de las ocho horas reglamentarias dentro de la vagina.

Las infecciones vaginales se eliminan con un tratamiento de antibióticos, sin embargo, si no se trata a tiempo, puede convertirse en algo más grave que pudiera incluso, poner en riesgo la fertilidad de la mujer.

Sequedad vaginal

Los tampones no solo absorben el flujo menstrual, sino que absorben toda la humedad que encuentre, incluyendo la que mantiene las paredes y la cavidad vaginal hidratada y lubricada. Si los tampones absorben esta humedad constantemente, aparecen los problemas de sequedad, sin embargo, una solución simple a este problema, es el uso de lubricantes.

Síndrome de Shock Tóxico

El mayor riesgo que se corre con los tampones es el Síndrome de Shock Tóxico (SST), si bien no son causados en sí por los tampones, sino por una bacteria, los tampones pueden crear el espacio húmedo que necesitan estas bacterias para reproducirse.

Puedes leer también
¿Para qué sirve la lovastatina?

El síndrome es bastante grave pero poco frecuente, sin embargo, siempre se debe tener cuidado y mantener una buena higiene.

Si se observa fiebre alta, mareos, vómitos, diarrea y sensación de desmayo; se procede a retirar el tampón y se debe acudir al médico de manera inmediata.

Mitos de los tampones

La falta de información o la información incorrecta, ha infundido miedo en las mujeres, haciéndolas creer aspectos del tema que no son ciertos. Entre los mitos de los tampones, se pueden mencionar los siguientes:

Se pierde la virginidad

Cualquier joven o adulta puede usar los tampones sin problemas, ya que el himen es suficientemente flexible y el tampón lo suficientemente pequeño y blando como para hacer algún daño.

Se pierden dentro del cuerpo

Los tampones se ubican en la entrada de la vagina y, al fondo de ésta se encuentra la entrada al útero, la cual es tan pequeña que ni el tampón más pequeño puede pasar.

Se pueden salir de su posición

Los músculos internos de la vagina sujetan el tampón en su sitio sin que la mujer se dé cuenta del esfuerzo que estos músculos están haciendo. Éste se mantendrá en su posición hasta que se decida sacar.

No dejan ir al baño

El tampón se encuentra en la vagina, donde no se obstruye ni el orificio para orinar, ni el ano, es decir, no existe razón para aguantar ganas de ir al baño mientras se tiene puesto un tampón, por el contrario, puede causar infecciones urinarias.

Los mejores tampones del mercado

La popularidad de las marcas que se mencionan a continuación, se debe a que están compuestos por materiales naturales amigables con el ambiente y tienen la mayor absorción, reportando así, la mayor confianza en sus clientes. Dichas marcas son las siguientes:

  1. Tampax.
  2. Kotex.
  3. Saba.

Conclusión

Se evidencia con claridad que los tampones tienen sus ventajas y sus desventajas, pero si son beneficiosos o no para la mujer, dependerá de la buena higiene con que se usan y de la comodidad que se sienta al utilizarlos; por ende, se puede decir, que son buenos para algunas mujeres, pero para otras, sencillamente no cumple sus expectativas, sin embargo, no deja de ser un buen producto, recomendado por muchos ginecólogos y expertos en el área.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2023 Paraquesirven.es